Platillos sencillos y nutritivos para niños

Platos exquisitos y nutritivos para niños

Platillos sencillos y nutritivos para niños, los más deliciosos y fáciles de preparar. ¡Ven y te enseño cómo!

Panqueques de banana

Los panqueques de banana son deliciosos y prácticos para el desayuno, una merienda o salir de paseo y hacer un picnic. Lo mejor de todo es que puedes añadirle semillas de lino, conocida también como linaza, para aumentar su valor nutricional con omega 3, 6 y 9 que proviene de estas semillitas. Para hacer esta receta necesitarás lo siguiente.

Ingredientes

1 huevo completo crudo a temperatura ambiente.

3 bananas (plátanos) medianas peladas.

1 ½ taza de harina de todo uso.

5 cucharadas de azúcar.

1 cucharadita de polvo de hornear.

Aceite en cantidad suficiente para cocinar.

1 cucharadita de esencia de vainilla.

1 pizca de sal.

3 cucharadas de semillas de lino pulverizadas. Si las consigues enteras, entonces puedes pulverizarlas en el procesador o en la licuadora.

Preparación:

1.- En un tazón coloca las bananas peladas y vuélvelas puré con ayuda de un tenedor.

2.- Rompe el huevo y añádelo al puré de bananas. Mezcla hasta integrar completamente.

3.- Agrega la vainilla y continúa mezclando.

4.- Ahora incorpora la pizca de sal y el azúcar de golpe y mezcla por un par de minutos hasta que todos los ingredientes.

5.- Procede a añadir la harina pasándola por un tamiz o colador junto al polvo de hornear. También añade las semillas de lino pulverizadas. Mezcla bien, por un par de minutos, hasta que la mezcla quede homogénea, libre de grumos. Deja reposar la mezcla por unos 5 minutos.

6.- Mientras pasa el tiempo de descanso de la mezcla, ve calentando una plancha o sartén. Pasa un pañito impregnado en aceite para lubricar la superficie. Cuando haya calentado lo suficiente, añade una porción a tu gusto de la mezcla de panqueques. Puedes emplear un cucharón pequeño para que cada panqueque quede más o menos del mismo tamaño.

Cuando observes en la superficie pequeños círculos secos o burbujitas que se revientan en la superficie, es momento de voltearlo. Deja cocinar por un minuto o dos.

Repite la operación tantas veces hasta utilizar completamente la mezcla.

Sirve los deliciosos panqueques de banana con un poco de queso crema, nueces picadas, miel y un toque de canela.

Empanaditas de espinacas y queso fresco

Los quesos frescos son muy nutritivos, en especial porque contienen menos grasa que los quesos madurados. Esta receta es muy especial porque tus niños aprenderán a comer espinacas de una manera deliciosa. Para hacerla necesitarás lo siguiente.

Ingredientes:

250 gramos de queso fresco, blanco. Puede ser ricota o requesón, así como queso de cabra.

3 dientes de ajos pelados bien machacados.

Media cebolla cortada en cuadritos pequeños.

1 amarilla de huevo crudo.

Sal y pimienta al gusto.

1 cucharada de aceite vegetal, puede ser de oliva, de maíz, girasol, entre otros.

3 lonchas de tocineta ahumada picadita.

1 manojo grande de espinacas frescas.

1 paquete de masa para hacer empanaditas.

Preparación:

1.- Ten la masa para empanaditas en el refrigerador, que se encuentren descongeladas para el momento de armarlas.

2.- En un sartén previamente calentado, agrega la cucharada de aceite vegetal y espera a que este se caliente un poco. Añade los ajos machacados y la cebolla picadita. Remueve hasta que doren. Luego añade la tocineta ahumada picadita y cocina hasta que todos los ingredientes se vean dorados. Retira del fuego y reserva.

3.- Lleva al fuego una olla con agua abundante. Mientras hierve el agua, lava bien las espinacas y retira sus hojas, que será la parte que emplearás en la receta. Una vez hervida el agua, apaga el fuego, agrega dentro de la olla las hojas de espinacas y tápala. Deja que se blanqueen por unos 3 minutos. Notarás que las hojas están más blandas, mas no marchitas. Sácalas y colócalas sobre un paño de cocina y sécalas un poco.

4.- Corta finamente las hojas de las espinacas y reserva.

5.- En un tazón coloca el queso fresco y aplástalo con un tenedor hasta obtener migas gruesas, en una especie de puré. Añade la amarilla de huevo, salpimenta al gusto y mezcla por un par de minutos. Añade ahora el sofrito de ajos, cebolla y tocineta, junto a la espinaca cortada finamente. Mezcla bien por unos 5 minutos, hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

6.- En este momento debes precalentar el horno a 200°C.

7.- Arma las empanaditas como de costumbre, extendiendo en cada una de las masas una cucharada y media de relleno. Séllalas uniendo los bordes con ayuda de un tenedor.

8.- Coloca las empanaditas en una bandeja engrasada y lleva al horno por uno 10 minutos o hasta que las masas se vean doradas.

Estas ricas empanaditas no requieren acompañantes. Sirven para el desayuno, una merienda o para llevar en el bolso al salir de paseo. Se pueden consumir tanto calientes como frías.

Frituras de queso y verduras

El queso, las verduras y el huevo combinan de manera genial en esta receta que nutrirá de manera deliciosa a tus niños. Para hacerla necesitas. No te preocupes por la fritura, pues la masa no absorbe nada del aceite.

Ingredientes

Aceite vegetal en cantidad necesaria para freír más 2 cucharadas.

2 huevos enteros crudos.

1 taza de agua fresca.

½ taza de harina de trigo leudante.

Sal y pimienta al gusto.

1 rama de cebollín finamente picada.

3 dientes de ajo machacados.

1 zanahoria mediana cortada en cubos pequeñitos.

Queso rallado al gusto.

Preparación

1.- En un tazón grande bate los huevos enérgicamente y salpimenta. Integra el agua y las 2 cucharadas de aceite y bate por un par de minutos más.

2.- Añade a la mezcla las verduras y la harina, mezclando con un tenedor hasta integrar bien todos los ingredientes.

3.- Por último, agrega el queso rallado y mezcla nuevamente. Deja reposar esta mezcla por 10 minutos.

4.- Coloca un caldero mediano al fuego, con suficiente aceite para freír. Cuando esté burbujeando, añade la mezcla de a cucharadas. Notarás que la masa enseguida se infla y sube a flote. Apenas se doren, sácalas del caldero y ponlas a escurrir en papel absorbente.

Se pueden servir solas o con una salsa a tu gusto. Son muy recomendadas como canapés para fiestas o para una merienda rica y saludable.

Disfruta preparando estos ricos platillos sencillos y nutritivos para niños que dejarán fascinados a grandes y chicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *