Consejos para limpiar con aspiradora

Cómo limpiar con la aspiradora en 45 minutos o menos

Limpiar con aspiradora tiene más ventajas que solo asear los muebles y la alfombra. De hecho, hay varios trucos que seguramente ni imaginabas. Así que aprenderemos cómo usar la aspiradora y sacarle el mayor provecho en las jornadas de limpieza.

Dile adiós a días interminables de limpieza poniendo en práctica estos consejos para limpiar con aspiradora.

Consejos útiles para la limpieza con aspirador

Consejos de limpieza con ayuda de la aspiradora

La aspiradora vino a revolucionar las arduas jornadas de limpieza en casa y oficinas. Básicamente hace en un solo paso el proceso de barrer y recoger el desperdicio. Y no solo eso, sino que al crear vacío con su ventilador interno, no debes afincarte ni hacer fuerza para lograr un barrido efectivo.

Algunas aspiradoras necesitan mantenerse enchufadas, otras traen baterías para usarlas de forma inalámbrica. Y las nuevas tecnologías han incorporado incluso chorros de vapor para asear de inmediato cualquier área.

Pero hay una estrategia que te debes plantear para que el proceso de limpieza con la aspiradora no sea mayor a unos 45 minutos. Ese es nuestro plan: que con estos consejos solo demores entre 30 y 45 minutos limpiando. ¿Quieres hacer la prueba?

1.- Evita esperar limpiar todo en un solo día

Al contrario, divide las tareas de limpieza en pequeñas acciones diarias. De esta manera evitarás el cansancio excesivo tras una jornada pesada. Lo que planteamos es que dediques media hora diariamente para ir avanzando poco a poco.

2.- Quita muebles y lo que ocupe el espacio donde pasarás aspiradora

Para que el trabajo con la aspiradora te rinda, es recomendable que muevas los muebles y otros objetos del lugar. Así garantizarás la eliminación de polvo y suciedad en todos los rincones. Además, será eficiente en la tarea, pasando linealmente con el electrodoméstico.

De esta manera también podrás emplear todos los accesorios de la aspiradora y dejar relucientes las esquinas de las paredes, el rodapié del piso y las alfombras.

3.- El turno de los muebles

Los muebles, sillas, cortinas, mesas, colchones y casi todo en casa puedes limpiarlo con la aspiradora. Pero ¿en qué momento?

Es preferible limpiar primero los muebles y después continuar con el suelo, paredes, alfombras y rodapiés. De esta manera, eliminarás la fuente de la suciedad y polvo, dedicándote luego a recoger con el artefacto en áreas más amplias de la casa.

4.- Es mejor empezar de arriba abajo

En términos de organización lógica, siempre será mejor limpiar de arriba abajo. Esto por efecto lógico, pues la gravedad hará que alguna telaraña o montaña polvorienta caiga al suelo y se disperse.

Así que si tu casa tiene dos plantas, entonces comienza por la superior. Y en ella, empieza a su vez por su parte alta: techo, cortinas, lámparas, clósets. Luego los muebles y de último el piso. Pasa por los pasamanos y la escalera. Y así vuelves a hacer el mismo proceso en la planta baja: primero limpia el techo y cornisa, después las ventanas, muebles, cortinas y de último el piso.

5.- Un accesorio para cada tarea

Las aspiradoras suelen traer dos accesorios básicos para tareas específicas con la aspiradora. Un cepillo para aspirar el piso y, además, un cabezal con forma tubular terminado en pico.

El primer accesorio es un cabezal de cepillo grande que se usa para aspirar el piso, alfombras y áreas grandes. A la vez que hace el barrido con las cerdas de sus bordes, va aspirando la suciedad allí concentrada. De esta manera desaparecerás polvillo, trocitos de papel, partículas microscópicas de piel, pelo, tierra, cenizas, entre otros.

El accesorio tubular con final de pico está pensado para llegar hasta el mínimo rincón. Así que podrás limpiar las telarañas en las esquinas de las paredes, en los bordes de apliques de madera, bordes del techo y hasta el canto del rodapié.

Otros accesorios populares de las aspiradoras son el cabezal con cepillo pequeño, pensado para friccionar los muebles, colchones, cojines y cortinas. Mientras se restriegan los tapizados de estas piezas, el polvo se suelta y va siendo aspirado.

Además, hay aspiradoras que pueden separarse de la estructura principal y quedar como una aspiradora de mano. De esta forma es más sencillo usarla para limpiar el automóvil, en el clóset y gabinetes en general.

6.- Ajusta la potencia según lo que necesites

No te recomendamos usar siempre la máxima potencia. Al contrario, debes ajustarla según lo que realmente necesites. Cuando pases el aspirador por superficies duras, usa la potencia baja. De esta manera te asegurarás de ir pasando lentamente y que todas las partículas sean retiradas eficazmente.

En el caso de superficies mullidas como colchones, muebles y alfombras, entonces ajusta a la máxima potencia. De esta manera lograrás extraer hasta la mínima partícula de polvo dentro de estos objetos.

En cambio, la velocidad media está pensada para aquel mobiliario de textura suave del cual sacar fácilmente el polvo acumulado, como por ejemplo, las cortinas, lámparas, las alfombras delgadas del automóvil y muebles de madera.

Beneficios al usar la aspiradora para limpiar

Beneficios de limpiar con la aspiradora

Entre los beneficios de limpiar con aspiradora encontramos estos.

La limpieza con aspiradora es ideal para los alérgicos al polvo y olores fuertes. Esto se debe a que no necesitas más que pasar la máquina y así no estarás en contacto ni con polvillo ni limpiadores agresivos.

Asimismo, cualquier persona puede pasar la aspiradora en casa, desde un adolescente hasta una persona de edad avanzada.

Es una forma rápida y simple de mantener siempre aseado tu hogar, el vehículo y lugar de trabajo.

Por su tubo extensor y los cabezales accesorios que trae, la aspiradora es ideal para llegar a lugares complicados. Como por ejemplo, debajo de la cama, bajo los muebles, así como partes altas en gabinetes y clósets.

La aspiradora puede emplearse de múltiples maneras, como te comentábamos en nuestros consejos. Así que es un electrodoméstico útil en cualquier sitio como la oficina, un local comercial o el hogar.

Y no olvides tampoco…

No olvides revisar la bolsa donde se deposita el desperdicio que has acumulado en la aspiradora. Para evitar que se te bote o rompa, debes cambiarla cuando ya se encuentre en el 90% de su capacidad. También revisa los filtros y cerdas de los cepillos de los cabezales para retirar cualquier basurita que haya quedado allí enredada. ¿Listo para el reto de limpiar con aspiradora en 45 minutos o menos?

Visita nuestra tienda online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.